El buceo es una de las actividades que toda persona debería experimentar tarde o temprano y que sin duda alguna va a ser algo inolvidable para quien la realice. Aún así, ir con un buen instructor, como en mi caso fue Pablo, ayuda a disfrutar al 100% de tu bautizo.
Pablo es un instructor que te da mucha confianza y te hace sentir seguro, también es muy simpático y divertido lo que hará que te sientas muy agusto, como si le conocieras de hace tiempo, y le dará ese toque de humor a la actividad que siempre viene bien.

“Me sentí como pez en el agua”