Pablo es un profesional como la copa de un pino. Súper cercano desde el minuto 1 y atento, transmitiendo tranquilidad y manejo de la situación en todo momento (necesario para los que nos iniciamos en esto). Cumple con los requisitos de una primera experiencia en el buceo: experiencia, profesionalidad, cercanía con nosotros, paciencia y un buen rollo que te hace corta la experiencia. Además de la ventaja de ser un grupo pequeño, lo que te hace un mejor feedback con él.
Y el material es de lo mejorcito.
Sin duda motiva para seguir descubriendo el mundo del submarinismo.