Pablo es un instructor genial; paciente, atento y que repetirá las cosas las veces que hagan falta para que el alumno lo recuerde a la perfección. Jamas tendrá una mala cara y sus clases son la mar de divertidas y entretenidas, a mi el tiempo se me iba volando. Pablo no solo te enseñará las bases del buceo sinó que también aprenderás a disfrutarlo. Te brinda una experiencia muy gratificante y en mi caso ya me he aficionado al buceo de por vida.
Muy recomendable!